NOTA ECONÓMICA N° 4 – APOSTAR POR LA PRODUCTIVIDAD COMO BASE DEL DESARROLLO EMPRESARIAL

La mayoría de los estudios e investigaciones sobre desarrollo económico y empresarial apuntan a que la base del crecimiento económico de los países está sustentada en el crecimiento empresarial, y este a su vez, depende de la evolución de la productividad de las empresas, que se convierte en la clave de la mayor eficiencia y ampliación de las capacidades productivas. Ahora bien, el conocimiento de los niveles de productividad en muchas ocasiones es limitado por la falta de información detallada sobre lo procesos productivos y la naturaleza heterogénea de las unidades empresariales en un país.

En este sentido, desde Estudios Económicos de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, el año anterior se adelantó un estudio para estimar la productividad total factorial de la industria manufacturera de Caldas entre 2005 y 2016 y comparar el estado de la misma frente a otras regiones del país, con base en procesamientos propios a partir de los microdatos de la Encuesta Anual Manufacturera-EAM del Departamento Administrativo Nacional de Estadística-DANE. Este estudio se suma a otros cuyo enfoque es realizar estimaciones de la productividad, pero con valor agregado de una serie de cálculos y análisis detallados para el caso particular del departamento de Caldas, sobre todo aprovechando la riqueza única que representa la EAM en términos de información, dado su carácter censal.

Para el cálculo de la productividad total factorial (PTF) se usaron los microdatos de la Encuesta Anual Manufacturera (EAM) del DANE entre 2005 y 2016. Aunque existe información desde 1995, los deflactores que se eligieron no estaban disponibles en el mismo nivel de desagregación antes de 2005. La información contenida en esta encuesta corresponde a datos censales, incluyendo todos los establecimientos industriales diferentes de microestablecimientos. Los cálculos obtenidos en este estudio siguieron un procedimiento de cuatro etapas, en las cuales se eligió: (i) el procedimiento para el cálculo de la función de producción; (ii) se deflactaron las variables necesarias para este procedimiento; (iii) se obtuvo la ptf por cada establecimiento y las respectivas elasticidades para la industria en su totalidad; y (iv) finalmente, se obtuvo la ptf para cada departamento ponderando a través del peso de cada establecimiento en el mercado.

A grandes rasgos, los resultados del estudio son los siguientes:

• Durante el período de análisis, en promedio los establecimientos industriales de todo el país han sido 1,37 veces más productivos que los establecimientos industriales caldenses. Sin embargo, la brecha entre la productividad de todo el país y la de Caldas se ha venido cerrando con los años. La disminución de esta brecha puede ser causada por diferentes razones: una mayor eficiencia en la distribución del mercado (es decir que los establecimientos más productivos sean los que representen la mayor cuota de mercado) o por variaciones en la productividad interna de los establecimientos.

• La permanencia de las empresas en el mercado y productividad: se esperaría que año a año hubiera un mayor número de salidas del mercado entre los establecimientos que cuentan con menores productividades totales factoriales, que entre los establecimientos más productivos. En efecto, los establecimientos menos productivos tienden a ser expulsados más rápidamente del mercado, mientras que los más productivos permanecen generalmente a través del tiempo. El porcentaje de supervivencia para los establecimientos que están por encima del percentil 90 (los más productivos) está en promedio por los alrededores del 97%. En cambio, el porcentaje de establecimientos poco productivos que continúan activos al año siguiente está alrededor del 88% para el contexto nacional. Para Caldas, en el grupo de establecimientos menos productivos, solamente el 31% de los que inicialmente se encontraban en 2005 sobreviven en el último año, disminuyendo esta proporción a una tasa de 5,4 puntos porcentuales por año.

• La elaboración de productos alimenticios es la división que cuenta con el mayor número de establecimientos en Caldas. Al compararla en términos de productividad con el caso nacional se encuentra que la productividad interna al establecimiento es mayor en Caldas, pero la productividad agregada es menor debido a una baja eficiencia en la distribución de las cuotas de mercado. En este sentido, la productividad interna al establecimiento de la industria de los alimentos en Caldas es una de las más altas en el país, pero es muy ineficiente en términos de distribución de cuotas de mercado. Esto quiere decir que las industrias menos productivas tienen más participación en el mercado que las más productivas.

• En la industria metalmecánica, la productividad agregada ha tenido tendencias a estar por debajo de la media nacional. En particular, en esta industria ha sido baja tanto la productividad interna a los establecimientos como la eficiencia en la distribución.

• En el caso de las confecciones también existe una brecha entre la productividad del departamento y la nacional, pero esta se comienza a cerrar a partir de 2007. En esta industria sucede de nuevo que la productividad interna a los establecimientos tiende a ser más alta que el promedio nacional, pero la ineficiencia en la distribución de las cuotas de mercado es la que termina llevando a que se obtenga una productividad agregada relativamente baja.

Los resultados de este estudio llevan a concluir que las políticas de intervención que están dirigidas a mejorar la productividad de la industria caldense y cerrar las brechas sectoriales, deberían apuntar al aprovechamiento de sus factores de producción al máximo. Las empresas necesitan avanzar en utilización del pleno potencial de sus tecnologías de producción a través de formación en modelos eficientes de organización, estandarización de procesos y mejoramientos en la administración gerencial. La cuestión es de gestión, pero también de adopción y creación de tecnología, por lo cual los estímulos a la innovación son claves. La adopción y creación de tecnología se debe articular con la idea de ciudad universitaria y, en este punto, es clave el apoyo a través de programas de crédito que impulsen la adopción de tecnologías y la formación del capital humano con capacidad de volver más sofisticado el aparato productivo de estas industrias.

Adenda 1. Para visualizar el estudio completo Estimación de la productividad total factorial de la industria manufacturera de Caldas. Serie Economía y Empresa N°8 – ISSN 2463-1116, Cámara de Comercio de Manizales por Caldas, visita el siguiente enlace: http://estudios.ccmpc.org.co/estimacion-de-la-ptf-de-la-industria-manufacturera-de-caldas/

Adenda 2. Invitamos a todos nuestros lectores a conocer nuestro sitio web de Estudios Económicos: http://estudios.ccmpc.org.co/ donde buscamos contribuir al seguimiento de las principales variables macroeconómicas de la ciudad y el departamento, la generación y divulgación de información y conocimiento oportuno sobre la dinámica económica y empresarial de la región y la participación en diversos espacios de ciudad en búsqueda del beneficio del territorio.

Estudios Económicos | http://estudios.ccmpc.org.co/
Unidad de Innovación y Desarrollo Regional
Cámara de Comercio de Manizales por Caldas
Teléfono: 8841840, ext. 506

Estudios Económicos CCMPC

Le puede interesar

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *