NOTA ECONÓMICA N° 21 – NUEVOS CAMBIOS CON EL DECRETO 957 DE 2019 DEL MINCIT

Al reconocer a las empresas como unidades económicas fundamentales en el mercado, por la generación de empleo y su aporte al desarrollo de las regiones, y dada la cantidad de estas registradas en Colombia, el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo (MINCIT) desde el año 2000, por medio de la ley 590 las viene organizando a través de reglamentos, estándares y valorizaciones que promueven el desarrollo de las micro, pequeñas y medianas empresas.

La Ley 590 es conocida como la ley mipyme y en su segundo artículo clasifica las empresas de actividades agropecuarias, industriales, comerciales o de servicios, en el área rural o urbana, por tamaño empresarial de acuerdo con el número de colaboradores, los ingresos, o los activos. Las Cámaras de Comercio utilizan la clasificación empresarial con base en los activos, dado que es la variable por medio de la cual los empresarios renuevan anualmente la matrícula mercantil; así entonces, la clasificación sería la siguiente:

Microempresas: de $0 hasta $ 414.058.000

Pequeñas empresas: de $ 414.058.000 hasta $ 4.140.580.000

Medianas empresas: de $ 4.140.580.000 hasta $ 24.843.480.000

Grandes empresas: Más de $ 24.843.480.000

En este sentido, de las 24.891 empresas registradas en los 18 municipios que hacen parte de la jurisdicción de la Cámara de Comercio de Manizales por Caldas- CCMPC se encuentran clasificadas así:

Un total de 23.358 microempresas, lo que confirma que el potencial productivo se encuentra en este tamaño empresarial. De este total, 10.787 pertenecen al sector comercio al por mayor y al por menor, y 9.365 al sector servicios.

Se registraron 1.176 pequeñas empresas de las cuales 493 ofrecen servicios y 306 se dedican a otras actividades.

Medianas empresas se registraron 283, de las cuales 121 pertenecen a servicios y 76 a otras actividades.

Grandes empresas tan solo están registradas 74, de las cuales 28 son del sector servicios y 19 de la industria manufacturera.

Ahora bien, el pasado cinco de junio de 2019, el MINCIT generó el decreto 957 por medio del cual actualiza la definición del tamaño empresarial, tomando como base la información estadística que administra el Departamento Administrativo Nacional de Estadística – DANE, concluyendo que el criterio de ventas brutas anuales (o ingresos por actividades) ofrece mayores ventajas frente a las demás variables analizadas, y convirtiéndolo en criterio exclusivo de medición; por esta razón se generaron unos nuevos rangos para determinar el tamaño de las empresas con base en Unidad de Valor Tributario (UVTS).

Por este criterio, el análisis hecho anteriormente para las empresas registradas en Caldas cambia con la información de ingresos que reportaron las empresas en la renovación de la matrícula mercantil este año así:

De las 24.891 registrados en la CCMPC, 24.034 serían microempresas, es decir el 96% de las empresas del departamento. 10.839 pertenecen al sector comercio al por mayor y al por menor, y 9.774 al sector servicios.

682 se identificarían como pequeñas empresas, de estas 233 son del sector comercio al por mayor y al por menor y 172 de servicios.

Medianas empresas quedarían 145, de las cuales 50 son del sector servicios y 35 del sector industria manufacturera.

Grandes empresas tan solo serían 30, de las cuales 11 son del sector servicios y 8 de la industria manufacturera.

Al comparar ambas clasificaciones, se puede apreciar que Caldas sería un territorio de microempresas en cualquiera de los sectores económicos. Con la clasificación por activos, el sector servicios sigue liderando con la cantidad de grandes y medianas empresas, pero pasó de registrar 28 unidades a tan solo 11 como grandes, y de 121 a 50 en medianas.

En la categoría de pequeñas empresas que, según la medición de activos, registraba 493 empresas de servicios, en la clasificación por ingresos deja solo 172 empresas, categorizando el excedente como microempresas; en este grupo, queda como mayoritario el sector comercio con 233 unidades productivas.

Este panorama genera nuevas necesidades en el tejido empresarial del Departamento. Será necesario jalonar encadenamientos productivos que hagan crecer las ventas de las micro y pequeñas empresas, para aportar en la competitividad de Caldas. Finalmente, es importante aclarar que esta nueva forma de medición dictada en el decreto 957, rige a partir del 6 de diciembre de 2019.

Estudios Económicos CCMPC

Le puede interesar

Escriba un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

ALIANZAS